agosto 17, 2016

Peter y El Dragón (2016)

Peter y El Dragón (2016) reboot de la de la historia creada en 1977, adaptando mucho la historia para la nueva generación y para los que disfrutamos las originales animadas.

Durante años el Sr. Meacham, un viejo tallador de madera, ha fascinado a los niños de la región con sus cuentos acerca de un feroz dragón que reside en lo más profundo de los bosques del Noroeste del Pacífico. Para su hija Grace, que trabaja como guarda forestal, estas historias no son más que cuentos para niños… hasta que conoce a Peter. Peter es un misterioso niño de 10 años que no tiene familia ni hogar, y que asegura que vive en el bosque con un gigante dragón verde llamado Eliott. Con la ayuda de Natalie, una niña de 11 años cuyo padre es dueño de la serrería local, Grace partirá en busca de respuestas que averiguen de dónde viene Peter, cuál es su verdadero hogar y la verdad acerca de ese dragón. 

Nos encontramos ante una aventura de trama muy simple, pero que no intenta ser una aventura épica, y que ha conseguido captar mi atención. La relación entre Elliot y Pedro no es empalagosa, ya que en su original, en muchos momentos, resulta tediosa. Respetan mucho la amistad entre los dos, y llegas a sentirla y entenderla.

Elliot, en su aspecto físico y personalidad es prácticamente perfecto para encantar al espectador, conseguir afecto,  y  con un comportamiento totalmente deducibles con sus expresiones ante las situaciones que se presentan. El comportamiento carismático es totalmente respetado sin sobrepasarlo.

Pedro cuenta una una imagen física muy similar a la original pero una personalidad muy distinta, el comportamiento sí que se separa bastante, recordando quizás a Tarzán, pero su historia también es distinta, e igual que los motivos aparentes por los cuales conoce a Elliot, así que resulta entendible.


En resumen, una película con magia y apego, y quizás puede ser una grata sorpresa para quien le haya gustado su original, pero también a quien no. No obstante no hay que olvidar que es una película para toda la familia, y tampoco es ni fue una de las grandes historias de Disney, con esa idea se mantiene durante toda la película, no intentan engañar a nadie, llevando el producto a lo que no es, y se ha tratado con tacto. Lo malo es que la trama es muy básica, y hemos visto tantas historias prácticamente gemelas... Pero antes de verla no hay que olvidar precisamente esto, o saber simplemente lo que vamos a ver.

Lo que me está gustando de las adaptaciones de Disney es su distancia en muchos sentidos de sus clásicos,sobretodo en los finales, al igual que en mucha parte del desarrollo.

Disney, sin duda alguna, está sabiendo adaptar muy bien, hasta el momento, sus clásicos.

Aunque Peter y El Dragón, quizás no sea de sus mejores, puesto que El Libro de la Selva (2016) ha dejado el listón muy alto, creo que conseguirá que niños y adultos (cuales hayan disfrutado con la clásica), disfruten de la película.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina, Comenta, o simplemente muestra tu apoyo